lunes, 18 de junio de 2018

UN TRABAJADOR ADMIRABLE!

Uno nunca está demasiado enfermo como para no trabajar. Sí, debemos ver para creer. 
Llevo apenas unos meses en Adzopé. Cuando digo Adzopé, son 12 kms de caminos de laterita para llegar al famoso, renombrado Instituto Raúl Follereau (IRF).  

Es más bien el coraje de Bonifacio lo que desafía. Este hombre tiene serias secuelas físicas de lepra pero, más allá de todo, es un granjero sobresaliente. Es impresionante ! ¿Alguna vez has visto muñones de manos y de pies sosteniendo un machete para preparar la tierra y sembrar una hectárea  de ñame? Esta temporada, Boniface ha cosechado al menos una tonelada! Es urgente que encuentre ayuda para la cosecha, pues corre el riesgo de que le roben.  
Dicko, leproso como él, Ouattara, leproso y, además, ciego, son los empleados contratados para desenterrar los tubérculos atrapados en los montículos de tierra dura, después de 3 meses sin lluvia ... ¡Hermoso espectáculo!  
Sí, este hombre a quien encontramos casi todos los días, es uno de los pocos leprosos que de vez en cuando, coloca en el patio de las hermanas, bananas, plátanos,  papayas, batatas, tubérculos de ñame ... en resumen! Comparte con nosotras, los productos de su campo.

Él no escatima esfuerzos para mantenerse a sí mismo. A mi pregunta: "Boni, ¿por qué haces todo esto? "Él responde:" No quiero molestar a nadie ". 

En general, los leprosos son asistidos, y ellos son numerosos. Sin embargo, la valentía de este hombre aún más mutilado que otros, merece ser enfatizada y alentada. Lo más fuerte es que incluso es envidiado por sus compañeros que podrían hacer lo mismo, pero que prefieren presentarse a sí mismos como "enfermos" de profesión y esperar el pequeño subsidio que cae en sus manos mensualmente. 
Para preservar sus productos, a menudo se ve obligado a pasar las noches en el campo...

¡Un testimonio que nos desafía!

                            Hermana Delphine EDOUN, NSA, comunidad de Adzopé,  Costa de Marfil.
  


 Artículo traducido de la revista semestral " A M A N I E N H", N° 1,  de las Hermanas Misioneras de Nuestra Señora de los Apóstoles (nsa) de la Provincia de Costa de Marfil.

sábado, 16 de junio de 2018

LAS CUATRO HERMANAS COX.

http://olaireland.ie/index.php/news-events/news/200-years-missionary-service/

La Hermana Josephine Cox nos cuenta cómo fue compartir la misión con sus tres Hermanas, todas, Misioneras NSA:

En 1963, Sor Jo Cox siguió el ejemplo de sus dos hermanas mayores y se unió a las Hermanas Misioneras de Nuestra Señora de los Apóstoles (NSA). Más tarde, en 1965, una cuarta hija de la familia Cox, ingresaría en la misma congregación religiosa.
Durante muchos años, las cuatro hermanas Cox sirvieron en las misiones en Nigeria. 
Mientras sus tres hermanas ya partieron de éste mundo, la Hermana Jo continúa activamente su trabajo misionero en Cork. 
Si sumamos los años que las cuatro hermanas han trabajado en la misión, tanto en Irlanda como en el extranjero, obtnemos una cifra superior a 200!

La Hna. Jo Cox recuerda su primera misión en Nigeria en 1966:
A pesar de la guerra civil que estalló en ese momento, siempre se sintió segura.
 "En todos esos años nunca me pasó nada terrible. Era enfermera, antes de convertirme en una hermana NSA, y pasé de ser una estudiante de enfermería en Galway a dirigir una maternidad en Nigeria".
Más tarde, Jo regresó a Irlanda para estudiar medicina, movida por el deseo de ayudar mucho más.  

Ella siempre admiró el gran sentido de la celebración de la vida y la gratitud de la gente, en Nigeria.
"No importa lo que sucedía, siempre estaban tan agradecidos. Estaban agradecidos de estar vivos y tenían una profunda gratitud por todo lo que se hacía por ellos".

"Mi hermana mayor, Áine, se formó como enfermera antes de unirse a NSA en 1950. Ella fue a Nigeria en 1954. 
Carmel ingresó dos años más tarde a la edad de 18 años y pasó muchos años enseñando en diferentes partes de Nigeria. 
Entré después de Carmel. En este momento, nuestro padre había muerto, entonces Roisin, enfermera entrenada, se quedó en casa para cuidar a nuestra madre. Cuando nuestra madre fue a Dios, también Roisin se unió a las Hermanas NSA".

La Hermana Roisin fue a Nigeria en 1965, lo que significaba que las cuatro Hermanas Cox, estaban en misión en Nigeria al mismo tiempo!

La Hna. Jo recuerda una vez cuando la confundieron con una de sus hermanas:
"Una vez visité una comunidad rural, muy bosque adentro, donde mi hermana Roisin había brindado muchos años de amoroso servicio misionero. Al verme, los lugareños se regocijaron, lo que me sorprendió al principio, ya que nunca antes había estado en ese pueblo. Reconocieron mis rasgos y me encontraron muy parecida a mi hermana: su modo de caminar, de hablar...y estaban completamente convencidos de que Roisin había regresado. ¡Los niños salieron y me levantaron en andas!"

En noviembre de 2007, la Hermana Jo regresó a Cork (Irlanda).  
En abril del 2008, la Hermana Jo tuvo una reunión casual con el Sr. Consillio, el fundador de Cuan Mhuire, que dirige centros de rehabilitación de drogas y alcohol en toda Irlanda.

"Fui al centro Cuan Mhuire en Cork. Literalmente no tenía idea del impacto que la bebida y las drogas estaban teniendo en nuestra gente, de todos los ámbitos de la vida. En el centro, había personas entre 18 y 70 años. Admiro profundamente a quien logra tomar el teléfono y decir: 'Necesito ayuda'. 

La filosofía de Cuan Mhuire es que cada individuo en el mundo tiene un valor inestimable ".
El calor con el que se pronuncian éstas palabras, ayuda a apreciar el manto de esperanza que pueden ofrecer para cualquier persona que esté en esa situación de dependencia.

"Gentilmente, guiamos a aquellos en el centro para que los ayuden en el camino, de modo que puedan darse cuenta de su propia valor. Cuando logran comprender ésto, pueden renunciar a la bebida o las drogas ".

"Las olas de tantos años de trabajo misionero irlandés en África, ahora pueden sentirse en nuestras propias costas. Algunos ex alumnos de nuestras escuelas en Nigeria, ahora viven en Irlanda". Según la Hna. Jo, "no es raro ver a algunos africanos, llegar a la puerta de nuestro convento".

"Los que vienen, normalmente viajan desde diferentes partes de Irlanda o el Reino Unido. Vienen al Convento para saludar, visitar a una Hermana o simplemente para decir 'gracias' ".

"Hemos podido lograr mucho en las misiones gracias a todos nuestros generosos benefactores. He sido testigo ocular de la diferencia tangible que este apoyo tuvo en la vida de tantas personas en Nigeria y por la cual la gente estará eternamente agradecida ".


 

lunes, 4 de junio de 2018

125 AÑOS DE EVANGELIZACION EN GRAND-BASSAM!


Grand-Bassam, fué la puerta por dónde entró la fe cristiana en Costa de Marfil, es por lo tanto "el hijo mayor" entre las diócesis del país. Como tal, comenzó, humildemente, a prepararse para la celebración jubilar de los 125 años del país que se celebrará en tres años. 

El 7 de octubre de 2017, al inicio del año pastoral diocesano, se lanzó la marcha hacia los 125 años con el tema: Fe y Misión.  
Según lo anunció el Obispo de la diócesis, Raymond Ahoua, éste año está dedicado a los niños. 
Las parroquias están invitadas a organizar diferentes actividades para los niños y niñas. Con éste fin, el propio obispo tuvo una reunión con todos los niños y niñas de la diócesis en Assinie-Mafia. 
El próximo año será el año de los jóvenes y el año del jubileo, será dedicado a los adultos.  

Se organizaron diferentes peregrinaciones para dar a los cristianos la oportunidad de revivir su fe al descubrir la historia y seguir los pasos de los primeros misioneros. 
Las mismas, consisten en cuatro circuitos que han sido identificados con los nombres de los primeros misioneros y los primeros obispos de la diócesis: Circuito del Padre Alexandre Hammard en Grand-Bassam y Moossou; el circuito del Padre Emile Bonhomme en Adiaké y Aboissso; el circuito del obispo Joseph Akichi en Port Bouet y Koumassi, el circuito del obispo Paul Dacoury en Bonoua.  
En el circuito del Padre Alexandre Hammard, está la comunidad de las Hermanas de Nuestra Señora de los Apóstoles (NSA) de Grand-Bassam y la comunidad de Hermanas Nuestra Señora de la Paz (NDP) en Moossou. Durante la visita de cada sitio, las hermanas se reúnen con los peregrinos y les cuentan la historia de la fundación del Instituto y la llegada de las primeras Hermanas. 
Las peregrinaciones están abiertas a todos, aunque el año está especialmente dedicado a los niños.

Además, está el proyecto de la continuación de la construcción de la nueva catedral donde se espera celebrar los 125 años.
Para ésto, se estableció una organización, de modo que los cristianos asuman su responsabilidad y cada uno participe de acuerdo con sus posibilidades. Esta acción fue nombrada "accionista en acción de gracias y bendiciones" y consiste en pagar semanalmente, y durante tres años, el valor que varía entre  500f, 2500f, 5000f y 10000f.
Regularmente, en las parroquias, se analiza lo que se hace y lo que queda por hacer. 
En las distintas parroquias, tambien se organizan momentos de oración, para sostener ésta obra.
¡Ojalá que también sus oraciones apoyen este proyecto!

  Hermana Angèle Sanogo, NSA, comunidad de Grand Bassam - Costa de Marfil




 Artículo traducido de la revista semestral " A M A N I E N H", N° 1,  de las Hermanas Misioneras de Nuestra Señora de los Apóstoles (nsa) de la Provincia de Costa de Marfil.